Los 50 años del «Pagoda».

Objeto de culto para los amantes de la conducción a cielo abierto: el 230 SL celebró su debut en Ginebra en el año 1963.

El diseño del techo le da su apodo. 

Un deportivo con los genes de un vehículo de lujo. 

Fin de la producción en el año 1971. 

 «Elegancia intemporal.»

¿Por qué el «Pagoda», ¿qué tiene de especial esta serie de modelos? 

¿Qué tesoros guarda en su garaje? 

Recomendar página